• Nadema

    Tratamiento materiales pétreos

    De entre todas las etapas que se realizan en las obras de restauración, la limpieza es una de las más delicadas y que mayor atención requiere debido principalmente, a su carácter irreversible. El objetivo principal es la eliminación de los depósitos superficiales, que con mayor o menor grado de adherencia son, o pueden ser dañinos para su conservación .

    De toda la variedad de pátinas y depósitos superficiales que podemos encontrarnos en las construcciones, es necesario saber los que debemos o no eliminar, ya que alguno de ellos pueden ser protectivos para el material constructivo; y otros son testimonio de algún momento histórico que es necesario conservar, como documentación de su evolución en el tiempo. Un análisis preciso en cada caso nos determinará el criterio que deberemos tomar.

    Hay que tener presente que no existe un único método de limpieza y que en una misma obra pueden ser necesarios diversos sistemas para conseguir los objetivos que se hayan fijado en la fase previa de análisis y proyecto teniendo en cuenta las necesidades del material y el tipo de suciedad.

     

    materiales

     

    Limpieza por proyección de abrasivos.

    Los equipos que se utilizan no lesionan la superficie y disponen de unas válvulas de control especiales que permiten trabajar con presiones muy bajas. Si unimos esto al uso de granos muy pequeños o con características específicas conseguimos retirar la pintura capa a capa sin ocasionar ningún tipo de lesión a la superficie a tratar devolviéndola de esta forma a su estado natural.

    Entre la enorme variedad de partículas destacan, por ejemplo, el silicato de aluminio, el vidrio granulado, las micro esferas de vidrio, el corindón, así como granallas tanto metálicas como vegetales.

    Gracias a esta variedad de productos y utilizando presiones de trabajo muy bajas desde 0,2 bar, combinando el trabajo con boquillas tipo bolígrafo se consiguen realizar trabajos tremendamente delicados.

    Con este sistema se devuelve el acabado original sin ocasionar daño alguno. También hay que tener presente que los residuos generados con este sistema son inocuos para el medioambiente.